Saltar al contenido

Da un cambio a tu casa, sin obras.

23 octubre, 2018

A veces es necesario, dar un cambio en nuestra vida, no cambiar de vida, sino variar algunas cosas, para sentir un aire fresco.

Las mujeres tienden a cortarse el pelo, ponerse un color de pelo distinto, cambiar de barra de labios o  empezar a ir al gimnasio.

Los hombres se dejan barba, cambian de peinado, deciden ponerse en forma y quedar con los amigos para jugar al fútbol…

Son cosas sencillas, pero que nos hacen sentir distinto, durante unos días.

Una de las formas más usuales de pequeños cambios, es hacérselo a nuestras casas.

Reformar, pero sin gastar mucho dinero y sin meternos en obras interminables, solo queremos dar un cambio, con un poco de ayuda.

Ideas para reformar sin gastar

Vamos a comenzar por la entrada o recibidor, es lo primero que vemos al llegar y ahí ya se debe notar el cambio.

En casa tenemos marcos de cuadros, colocarlos con fotos, o vacíos, en distintos colores y tamaños, incluso estilos, es una sencilla forma de dar personalidad a nuestra entrada.

Otro recurso sencillo y económico, incluso que puede resultarnos divertido, es coger del campo un par de ramas de árbol, secas, de las que están en el suelo y algunas hojas.

Limpiarlos bien y tratarlos con un barniz, otra opción es pintarlas de blanco, colgadas en la pared, son un recurso original y lleno de estilo.

Si tu recibidor es pequeño, intenta pintar de colores claros, un tono beige en la pared y blanco en el techo, dará una gran sensación de amplitud.

El espejo siempre es un gran recurso, si tenemos un mueblecito poner una caja para las llaves, es fundamental, en caso de no ser así, podemos de forma sencilla hacer un colgador.

En un marco vacío, colocamos cáncamos y ya tenemos un lugar para no olvidar nuestras llaves. Otra original solución es pegar en la pared, unas cucharillas de café doblando hacia arriba los mangos, poner varias a distintas alturas, es un recurso divertido y práctico.

Decorar el salón, también es una forma habitual de cambio, debe ser sencillo, sin meternos en demasiados líos que nos provoquen quebraderos de cabeza.

Podemos mover los muebles, simplemente ese gesto ya nos puede dar un perspectiva distinta.

Un recurso actual y económico, es poner en la pared un vinilo, en el mercado existen infinidad de ellos y su colocación es rápida y sin coste alguno

Cojines de colores, no solo por el sofá, también por el suelo, darán un aspecto acogedor e informal.

Una caja de madera, en la que habitualmente se transporta la fruta, barnizada o pintada en algún color, puede ser una estantería, mesita, revistero, incluso puesta hacía abajo y colocando sobre ella un cojín, un asiento de lo más chic.

Si tenemos una librería, colocar los libros ordenados por colores, dá una nota de orden y visualmente queda mucho más estético, que puestos al libre albedrío.

Las antigüedades siempre están de moda, una radio de los abuelos, debe tener un lugar destacado en el salón, una plancha de hierro, pintada de cobre, blanco o negro, es un objeto apropiado para colocar unas flores secas, o una planta aromática.

Una vieja silla, pintada de colores, puede quedar perfecta en cualquier rincón, solo hay que tirar de imaginación.

El baño es una parte más de la casa, con lo que también necesita de ornamentos, que le aporten un toque personal, con pintura a la tiza, puedes dar colores distintos a algunos azulejos.

Los tarros de conserva de cristal, son muy apropiados, para aprovecharlos tras su uso, llena uno de arena de colores, con miniaturas de jabón, con conchas y caracolas de la playa…

Colocados en una estantería, quedan muy bonitos y personales. Un trozo de tubería de PVC, pintada de color, puede ser el lugar perfecto para que tengamos el secador y las planchas del pelo.

El mimbre es siempre un buen aliado, es complicado que no quede bien en algún sitio, así que úsalo en un revistero o en cestos para meter cremas y maquillajes. El bambú también en un buen aliado, una alfombra, sumará sensación de confort.

Las habitaciones, son sin lugar a duda, el espacio más personal de la casa, por eso admite casi todo.

Recuerdos, libros, distintos colores, puff, cojines, cortinas…Es un lugar donde debemos sentirnos agusto, es nuestro sitio, divertirnos decorando, va a ser una gran terapia.

Algo especial en cualquier decoración son las velas, los tarritos yogurt de cristal, pintados con esmalte de uñas, son ideales para meter velas de base de metal, perfumadas.

La cocina, admite muchos recursos, pizarra en la pared, para escribir recetas, notas y mensajes. Vinilos para colocar una zona de azulejos, tarros y botellas de cristal colocados de forma estratégica en cualquier estantería.

Muchas son las posibilidades que tenemos y es mínima, la inversión que tenemos que hacer, para que nuestra cocina parezca otra.

Una barra de madera o hierro colocada sobre el hornillo, en la que colguemos los distintos utensilios, por ejemplo.

Unas macetitas con tomillo, romero o albahaca, aromatizan la cocina además de dar un color especial.

Colgadores a distintas alturas, alguna fuente, olla, cafetera que hayamos heredado, de casa de nuestros padres o abuelos, debe estar, hay que encontrarles su lugar, quizá colgada en la pared.

Son muchas las ideas, ponte manos a la obra y se te ocurrirán muchas más.

Da un cambio a tu casa, sin obras.
5 (100%) 1 vote