Saltar al contenido

Cómo elegir aire acondicionado

4 agosto, 2017
como elegir aire acondicionado

Estamos en una época de calor extremo, por lo que no existe nada mejor que el aire acondicionado para mantener nuestra casa a una temperatura fresca y poder descansar sin que nos molesten los insectos o el sudor. No obstante, escoger el aire acondicionado que mejor se adapta a nuestras necesidades no siempre resulta sencillo. En esta entrada te mostramos cómo elegir un aire acondicionado correctamente.

¿Qué espacio queremos refrescar?

La primera pregunta que debemos hacernos a la hora de escoger un aire acondicionado es qué espacio concreto de la casa es el que queremos refrescar, pues no es lo mismo un salón comedor amplio y con varias salidas que una habitación cerrada. Por lo tanto, es recomendable realizar un sencillo cálculo para saber el número de frigorías que necesitamos en un aire acondicionado para ese espacio.

La fórmula es la siguiente: Largo del ambiente (para calcular el volumen) x Altura x 55 (coeficiente regular para ambientes de calor medio) x Ancho.

El resultado que obtengamos será el número de frigorías que se necesitan aproximadamente para refrescar ese espacio de la casa.

Aire acondicionado de ventana

Durante mucho tiempo estos tipos de aire acondicionado llegaron a ser los dominadores absolutos del mercado, y siguen siendo hoy día los preferidos por muchas personas.

En muchos casos el trabajo de instalación es muy importante, ya que se tiene que abrir un orificio para que una parte del aparato esté fuera de la casa y la otra mitad dentro. No obstante, su instalación es más sencilla que los de pared, si bien consumen algo más de energía que los aires acondicionados de pared, y también hacen algo más de ruido.

Aire acondicionado de techo

El aire acondicionado de techo es la opción perfecta para refrescar espacios amplios, ya que está diseñado para cubrir mayores superficies. No obstante, la instalación de este tipo de aires acondicionados es muy costosa, por lo que si lo que quieres es ahorrar puede que no sea la elección adecuada.

Aire acondicionado de pared

El aire acondicionado de pared es una de las alternativas más escogidas ante el aire acondicionado de ventana. Hoy en día se realizan diseños muy estéticos que hacen que parezca un elemento decorativo más de la casa.

Estos aires acondicionados de pared tienen la ventaja de que enfrían los espacios de manera muy rápida, siendo a su vez poco o nada ruidosos. Existe una amplia gama de potencias y diseños de aires acondicionados de pared, ya que son de fácil mantenimiento y no consumen demasiada energía. En su contra podríamos decir que su instalación es más compleja que la del aire acondicionado de ventana, y también que no pueden ser instalados en paredes prefabricadas.

Aire acondicionado portátil

Este tipo de aire acondicionado es la opción ideal si lo que deseas es refrescar tu casa sólo durante los días más calurosos, y ahorrarte de este modo cualquier molesta instalación. Sin embargo, los aires acondicionados portátiles están pensados para refrescar espacios pequeños, ya que su potencia no es demasiado alta y suelen resultar algo caros, pues al no necesitar instalación ese coste se añade al precio del aparato.